Introducción a mi página Web

He escrito esta página Web personal dedicada a la música, porque ésta es una cosa muy importante en mi vida. ¿Me refiero a todas las músicas? No, solamente a las que me gustan y me divierten, a las que me atraen intelectualmente y sobre todo, a las que me emocionan y me conmueven. Para traducirlo de una manera aproximada, a las músicas tradicionales de mi entorno, y a las músicas de la Cultura del Mundo Occidental, es decir, a lo que llamamos música culta, o música clásica, donde incluyo igualmente la música antigua y la barroca, la del romanticismo, y la del siglo XX.

Pero la palabra MÚSICA és polisémica, y se refiere también a muchas otras músicas que tienen otros significados y que no me interesan, actividades en las cuales la música es simplemente adjectiva, es el telón de fondo de un espectáculo visual (a menudo con un gancho de lucimiento del cuerpo, o directamente sexual), o es música sólo bailable para un tipo de baile repetitivo que tampoco me atrae, o puede llegar a ser sólo un vehículo insulso para transmitir un texto, a menudo banal, o peor todavía, puede ser música ambiental, destinada a sonorizar cualquier espacio público sin mi consentimiento. En este contexto, cuando los medios de comunicación de aquí hablan de música catalana, suelen querer decir solamente que tiene un texto catalán, aunque la cantinela sea rockera, country, o flamenca. Y en cambio, la música instrumental de compositores catalanes como Toldrà o de Joaquim Serra, o Mompou (entre otros), que sí que suena genuinamente catalana, no se considera como tal, excepto cuando va con texto catalán.
(Entre paréntesis, otra música que me aburre o directamente me indigna, es la interpretada por músicos mediocres y/o caraduras).

Y esto sería todo, si no tuviésemos en cuenta la Historia. Pero la música de épocas anteriores era diferente de la de ahora, incluso sin movernos del ámbito de la Cultura del Mundo Occidental. Y hay más todavía, debido a que la música es un arte efímero que sólo tiene una existencia real en el momento que se está ejecutando, y si tenemos en cuenta que la notación musical que nos ayuda a retener la música para una siguiente ejecución, es una herramienta que hace las primeras pruebas con los griegos pero que no llega a ser un sistema bastante fiable hasta la Edad Media y todavía va evolucionando en precisión hasta más tarde, pues a medida que retrocedemos en el tiempo tenemos menos certeza de como sonaba realmente la música de la época (tan incierto com pudiera ser saber que tipo de lenguage usaban nuestros ancestros en la época anterior a la escritura). No obstante, las descripciones literarias de teorías y prácticas musicales de estas épocas anteriores, los textos que sabemos que se cantaban, las representaciones gráficas de instrumentos y los hallazgos de estos mismos instrumentos antiguos (muy pocos, y en deficiente estado de conservación), nos dan algunas pistas de como podía ser la práctica musical en cada período histórico.

Eso por lo que se refiere a los compositores y a sus obras. Pero en mi página también he querido hablar de los diferentes instrumentos, de las técnicas que utiliza el músico instrumentista, y de la práctica musical. Por último, subrayo que no he querido hacer una relación exhaustiva de todos los asuntos tratados, sino dar cuatro pinceladas a los temas por los cuales tengo más interés. Y esto es todo.